Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 18 de marzo de 2012

Francia 98 – La Copa De La Vida


Francia estaba bajo los ojos de todo aficionado del futbol en 1998. Todas las estrellas formaban su propia constelación en uno de los torneos – para algunos el único – más importantes en el mundo del deporte internacional. Algunos países festejaban su regreso al certamen y otros debutaban. Yo estaba emocionado por todo el talento latino que logró superar las eliminatorias. Como siempre suele ser el caso, Brasil entraba de favorito, sobre todo por la presencia de un Ronaldo a una altura insuperable apoyado de Rivaldo, Roberto Carlos, Bebeto y Cafú, los maravillosos embajadores del joga bonito. Argentina entraba fuerte al torneo con el héroe artillero Batigol. Chile presentó un nuevo retorno después de su larga pausa, armada de Marcelo Salas e Iván Zamorano, un verdadero duo dinámico. Paraguay lucía uno de los mejores arqueros en la historia del juego, José Luís Chilavert, quien desarrolló una gran reputación goleadora en tiros libres – una hazaña jamás lograda por un arquero en este prestigioso torneo.

Argentina: Otro año, otra lágrima

Cuando uno vive en países futbolistas, uno se da cuenta que el mundo entero sabe cuando hay partido. Tanto en Inglaterra como en Alemania, se notan terribles bajas en la productividad por la ausencia en el trabajo de los fanáticos. Lo mismo se observa en el Perú. Aunque estábamos en el colegio, las clases parecían haber perdido su importancia, hasta para los mismos maestros. Esta locura afecta indiscriminadamente gente de todas  edades. Lo raro para mí era que el Perú no logró su clasificación durante las eliminatorias. Por lo tanto, todos escogían su selección favorita y cada fecha competitiva importaba. Es por eso que es el deporte del pueblo. Siempre hay un equipo con el que la gente se identifica. Además, tratandose  de un colegio americano con un alto porcentaje de estudiantes de ese país, estos apoyaban a sus diplomáticos en la competencia. Recuerdo estar en mi clase de computación mientras se disputaba el partido EE.UU. contra Irán, el cual los persas ganaron luego de 90 minutos de tiempo reglamentario. En mi vida he visto tanto apoyo e interés a este nivel referente a cualquier otro evento internacional. Será seguramente por esto que se llama “soccer” en América del Norte.

México fue una de las grandes revelaciones para mí. Los aztecas disponían de un plantel poco conocido fuera de su liga doméstica y llegaron a Francia armados de una determinación sin igual para demostrar su dedicación a este deporte. Luís “El Matador” Hernández lideraba el ataque mexicano y realmente dejó una imagen inolvidable en la historia de esta competencia. Empezaron su campaña enfrentándose ante Corea del Sur, remontando un déficit en el marcador de 0-1 para ganar 3-1. ¡Qué gran revancha!. Días después, perdían ante un buen armado equipo belga por 2 goles pero lograron terminar el partido 2-2. El último enfrentamiento decisivo en la fase de grupos fue ante los Países Bajos donde pudieron conseguir importantes puntos empatando nuevamente 2-2. Esto no era nada fácil ante los Oranje. Los mexicanos parecían haber encontrado el arma secreta en su banca, alguien llamado Jesús Arellano. Cada vez que entraba de suplente, hacía una diferencia a favor de El Tri. Aunque me hicieron soñar con su increíble garra, sobre todo al estar ganando 1-0 ante Alemania en la siguiente ronda, no contaban con la ética trabajadora del alemán que luchó y ajustició los aztecas con una sentencia final de 1-2. Fue devastador ese final después de tanto progreso.

Los brasileros no convencieron. Aunque disponían de los mejores jugadores del mundo vistiendo la camiseta de la selección, parecía que poner la canarinha de candidata fue una maldición de la bruja del balompié. En seis de los siete partidos jugados en territorio galo encajaron goles como si tuviesen un ciego en el arco. Muchos argumentan que no se producen grandes arqueros en ese país y este mundial sirve para apoyar ese debate. Los héroes en la cancha estaban hasta en frente con un modus operandi de “yo puedo marcar uno más que tú.” Estos son los partidos que convierten a los que dicen que no hay goles en el futbol. Para un verdadero hincha, la confianza se da en un equipo consolidado. Una victoria preciada es un 2 a 0, más que un 7 a 6. El mayor desafio fue ante los Países Bajos donde solo lograron ganar a penales. En ese momento, el verdadero amante del fútbol esta sentado a la orilla de su silla, cerca de entrar en paro cardiaco. Después de una larga lucha, lograron por fin llegar hasta la final contra el anfitrión.

Zidane sentenciando los cariocas
 
Las únicas victorias que convencieron de parte de los franceses, fueron los partidos jugados en la primera ronda. Después de alcanzar el pase a la siguiente ronda, los franceses se sentaban tranquilamente en defensa y jugaron de manera como si cada partido fuese el último. Claro que cada partido dejaba mucho que desear sobre todo cuando contaban con uno de los mejores armadores de la historia, el capitán Zinedine Zidane. Él era capaz de desarmar solo cualquier línea de defensa que le ponían en frente pero le faltaba un francotirador natural que lo acompañara. El mejor partido de Francia fue la final ante Brasil. El desorden que dominaba las alineaciones de los suramericanos llegó hasta el tope ante los europeos organizados jugando de locales. Dentro de los primeros 27 minutos, un hermoso tiro de esquina francés viajó hasta la calva de Zizou dirigiendo el balón hasta lo más profundo del arco carioca. Los brasileros parecieron responder únicamente con frustración, dejándose caer en el mundo profundo de la humillación tras un marcador final de 3-0. A veces, una persona puede desmoronarse al coronarla de favorita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada