Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 6 de febrero de 2011

Brasil - El Inicio de Nuestra Historia

Mi llegada a este mundo fue el día lunes 2 de marzo de 1981, un día de mucha ventisca y nieve, en el Cambridge Memorial Hospital en Cambridge, Canadá. Mis padres, David y Marie-Madeleine y mi hermano mayor Brian, habían sido enviados en misión a Brasilia en la época cuando la capital brasileña acababa de ser creada en medio de la nada. Río de Janeiro y Sao Paulo habían crecido a un nivel alarmante (aún siguen siendo dos de las ciudades más pobladas de América del Sur). Siendo así, el gobierno decidió crear una nueva ciudad como capital, con la idea de atraer gente trabajadora y empresarios de todo el país. Allá, donde sólo existía la selva, una nueva infraestructura daba nacimiento a una nueva ciudad. Mis padres se sintieron preocupados debido a la falta de adelantos y recursos, pensando que sería una situación delicada, el que yo naciera ahí, ya que mismo las transfusiones llegaban a escacearse.

Aquí estoy al año cuatro meses afinando mis aptitudes en jardinería.
Brasil sería mi primer hogar permanente a la gran edad de tres meses. Recuerdo aún cuentos de cuando vivíamos allí en cuanto al nivel de dificultad referente a la vida diaria. Yo más bien me encargué de las responsabilidades importantes que tienen los recién nacidos. Existía un mundo de peligros, mismo en el jardín de la casa, por ejemplo, sapos, lagartijas, serpientes, arañas y gusanos, en fin, toda clase de bichos que compartían el aspecto venenoso. El gobierno de Canadá les había dado a mis padres instrucciones de hacer revisiones completas dentro de las camas, mi cuna, los zapatos, la ropa, para cerciorarse de que no hubiesen ninguno de éstos antes de usarlos. Mis primeros tres años de vida fueron así. Durante este tiempo, también había empezado a desarrollar una personalidad sociable, creando una gran amistad con nuestro jardinero, Francisco, que por algún motivo compartía el mismo nombre que nuestro perro. También fue el inicio de mi conocimiento de otros idiomas, que para mi significaba lo siguiente: Mamá = francés, Papá = inglés y todos los demás = portugués.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada