Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 28 de octubre de 2012

Un Gigante Canadiense en Peligro de Extinción


Entre los iconos más importantes reflejando nuestra imagen única al mundo entero, se encuentra en un pequeño pueblo alejado a 50 minutos en coche de Halifax. Muchos alrededor del planeta conocen (sin realmente saber el nombre) ese faro alto, rojiblanco en un paisaje abierto rociado por la furia del océano estrellándose contra su base rocallosa. Esta torre solitaria es sin lugar a duda un hito canadiense reconocido en el mundo, no tanto por su propósito – guiar el tráfico marítimo hasta el puerto de manera segura es una empresa noble – pero por su esplendoroso paisaje natural, haciendo de Peggy’s Cove un lugar digno de ser visitado, sin titubeos.

El faro de Peggy's Point

Visité la pequeña aldea de pescadores en Peggy’s Cove el verano del 2005 y lo primero que pensé al admirarla fue como si me estuviesen mostrando una foto recortada de una revista de National Geographic o si prepararon la ciudad para presentársela a su novio. Todo parecía tener su lugar debido, empezando por las pequeñas casitas construidas en parte sobre las rocas y la otra parte sobre el agua, todo esto seguido por las redes de pesca derramadas por la calle en primer lugar, presentando un verdadero desfile de colores y todas listas para el despliegue en campo de batalla, terminando por los barcos en fila esperando sus tripulantes para una nueva aventura en altamar. El ingreso recaudado por sus habitantes con respecto a la pesca ha sido completamente eclipsado por su industria turística, que ha ganado un tremendo impulso continuo desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

El faro, oficialmente nombrado Peggy’s Point Lighthouse, es uno de los edificios más fotografiados en el Atlántico canadiense y ha tomado un papel protagonista en la campaña internacional de relaciones públicas del Canadá. Recuerdo presenciar tanto cuando niño como adulto durante importantes eventos culturales, la inclusión de este lugar en todas nuestras propagandas visuales promocionando el país. ¡Gracias Nueva Escocia por ese esfuerzo patriótico que nos ha puesto en el mapa! Cuando estuve visitando esta estructura, el faro aún era operado por los servicios de Guarda Costa canadienses. En 2010, esta misma organización la determinó excedente debido a todos los adelantos tecnológicos en el mundo de la navegación marítima y desde entonces, quedan muchas interrogantes en cuanto al próximo inquilino. Esto podría ser un nuevo tema para una serie reality de televisión.

Nuestra sociedad sigue evolucionando rápidamente hacia la modernización – en la actualidad, todo corre el peligro de volverse obsoleto – y debemos despabilarnos para preservar los aspectos importantes que cuentan nuestra gran historia. El correo Canada Post cerró su oficina en el faro, explicando el riesgo a su efectivo por estar plagada de moho. Esto fue prácticamente el tiro de gracia al presupuesto de este edificio y significaba un aumento a la carga del contribuyente, ya ofuscado por el turbulento estado de las cuentas públicas. Lo último que he indagado acerca de la supervivencia de nuestro pequeño gigante que ahora forma parte de una recesión global, es que tenía hasta mayo del 2012 para ser incluído a la legislación de Protección de los Faros Históricos (Ley S-215) o sería propenso –  penosa jubilación para un funcionario que cumplió 97 años de servicio a su patria. Se insinúa que la provincia de Nueva Escocia se hará cargo de mantener esta estructura pero hasta ahora, no hay nada seguro.

El pueblo de Peggy's Cove

Por ahora, este lugar encantador sigue acogiendo visitantes con los brazos abiertos, aunque sé que las visitas se hacen principalmente en temporada alta – normalmente empezando a fines de abril hasta octubre. Supongo que se puede ver perfectamente el faro de lejos durante el invierno junto con el resto del asentamiento compartiendo un parecido a los pueblos fantasma de las películas Western pero bajo una capa de nieve. Es realmente una parte única de nuestro gran país, con o sin faro. El futuro de todo este pueblo está bajo la marca del francotirador fiscal buscando eliminar gastos. Para ellos, perder su protagonista sería igual de grave que una selección argentina sin Leo Messi – ¡Me cortaron las piernas, pibe! El terreno de juego para ellos se volverá equitativo con los otros pequeños pueblos que luchan diariamente contra la realidad de un mercado de trabajo limitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada