Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 22 de abril de 2012

Patria O Muerte, Venceremos En Miraflores

El Colegio Roosevelt fue un gran colegio para estimular la creatividad. El elemento más fuerte del sistema educativo estadounidense es el ambiente que fomenta la imaginación en la mente de su población joven. Por este motivo, siempre estaré agradecido a mis queridos vecinos continentales. Como ya sabrán, mi pasión desde temprana edad en el ambiente escolar siempre fue la historia. Debía enterarme de absolutamente todo. Al llegar el fin de mi estadía en Lima, estaba muy entusiasmado porque nuestro maestro de historia,  Mr. Cotner, nos dio carte blanche para preparar nuestro proyecto de fin de curso. Se abrió el cielo dejando atravesar un rayo divino empatando la imaginación con la historia. Reaccioné ante tan buena noticia, reclutando mis muy queridos secuaces, Alejandro, Crack, Glen y William (el otro, no el que les está tecleando) y abrimos la puerta a algunos compañeros que no tenían equipo.

Frustraciones del proceso creativo

No había lugar a duda que nuestro tema tenía que ser La Revolución Cubana. De todos los conflictos que estudiamos a lo largo de nuestra carrera escolar fue la que más interés me suscitaba, sobre todo al tener poco tiempo de haber vuelto de viaje de esa bonita  isla  – no la de Madonna si no la que está en el Caribe. Estábamos todos convencidos que la mejor manera de presentar este tema era usando la vía audiovisual. La mayor parte de la gente prefiere esta metodología en vez de escuchar tan solo palabras sin ningún sentido balbuceadas por un ser que le gusta escuchar su propia voz. Y si está de acuerdo con eso, seguro estará aún más tratándose de un público de adolescentes. A esa edad, todos somos – claro que es lo que pensamos –  unos cancheros y  nada nos puede impresionar. ¡Ya sabemos todo! Todos hemos estado en esos zapatos para poder aceptar de alguna manera tal estereotipo. Esto fue los que nos motivó a comunicarnos creando el mejor video producido en casa en la historia del cine amateur sin patrocinio.

Este proyecto generó mi primer experiencia en el mundo de los guionistas. Ya veía un futuro prometedor nada más y nada menos en Hollywood. Claro que también deseo añadir, que fue un tremendo guión considerando que mi formación fue por los canales televisivos del muy didáctico Cable Mágico – doy gracias particularmente a HBO Olé, Cinemax y MTV Latino para citar algunos. Bueno, no olvidemos esas caídas teatrales que existen en el mundo del futbol. Nadie me obligó a tomar el mando como director, guionista, productor, casting, etc. Lo que nace de la pasión le lleva a uno a mover montañas y siempre acepté la colaboración de mis colegas. Veo ahora que también fue mi primer intento como jefe de proyectos y un gran ejemplo de liderazgo. La historia empieza con Fidel Castro (su servidor presente), el Che Guevara (William Erickson) y Camilo Cienfuegos (Alejandro Alves) tomando el Capitolio Nacional en La Habana (nuestro salón de clase) derrocando al malvado dictador, Fulgencio Batista (nuestro profesor Mr. Cotner) apoderándonos del gobierno. Claro que desde el inicio, esta producción fue totalmente impeccable e inmaculada, mereciendo un Oscar.

Los que estábamos involucrados en este proyecto, demostrábamos tanto entusiasmo y alegría que recuerdo ver que recibíamos voluntarios que querían formar parte de la película. La mejor escena que filmamos fue en el centro comercial Larcomar en Miraflores, donde Fidel, El Che y Camilo querían ir a tomar el sol en Playa Girón – así le pusimos el apodo a esa playa en plena costa limeña – y supuestamente nos habíamos perdido al intentar de llegar a este punto clave. Eso no es muy caracteristico de nuestro Fidel, ¿no creen? Filmamos la entrada de los tres amigos al Hard Rock Café de Larcomar recibidos por el Maitre D’ quien nos orientó hacia la playa, todo capturado en cámara. Fue una gran colaboración. Al llegar a la Playa Girón – un asentamiento dentro de la Bahía de Cochinos – los no-tan-barbudos descansaron a la entrada de la casa en la playa de Fidel – un baño público – donde un grupo armado únicamente con puños y mal aliento – nuestros voluntarios extra – para intentar de quitarnos nuestra Cuba. Claro, tal como lo indican los libros de historia, no lo lograron. En nuestro caso, no se tuvo que derramar ni una gota de sangre.

Camilo, Fidel y El Che apreciando el Hard Rock Café


El ingrediente más importante para crear un ambiente positivo en el mundo de la educación, sobre todo con adolescentes, es darles espacio para crecer. Si demuestran entusiasmo y no se desvian de su labor, se debe hacer todo lo posible para apoyar esa pasión o apartarse si el caso lo dicta. Mr. Cotner fue ese tipo de profesor. Durante todo el tiempo que estuve en ese colegio, jamás escuché ningún comentario negativo ni ninguna queja con respecto a él, su persona o su metodología. Me gusta pensar que él sólo quería dar el ejemplo. Nos dio las herramientas necesarias para tomar decisiones estudiadas de manera independiente y estar dispuesto a enfrentar las consecuencias. El nos preparó, sin que nos diéramos cuenta, a enfrentarnos al mundo después de Roosevelt. En la mayoría de las universidades en mi continente de origen, te dejan en un tanque de agüa para ver si te ahogas o nadas. Gracias a la disciplina que adopté en mi curso de historia, siempre logré mantener la cabeza por arriba del agüa. Lo único que lamento es no tener ese video, perdido en la historia como si fuera por pura ironía. Esta película fue verdaderamente un clásico ejemplo de un montaje de cine producido en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada