Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 10 de marzo de 2013

Córdoba, ¿Dónde anda mi sultán?


Antes de ir a Andalusía por primera vez, debo confesar que no tenía ninguna expectativa, en cuanto a lo que iba a conocer en esa parte del planeta. La primera vez que fui a ver a Alejandro en el año 2004, noté que existe una identidad nacional notoria. Cuando regresé en el año 2007, sentí un gran deseo de empaparme más en esa rica historia de Andalusía conociendo lo más que pude en dos semanas. Una vez que está uno ahí, se da uno cuenta que es más fácil decirlo que llevarlo a cabo.



Córdoba era una de las primeras ciudades en lista que llevaba yo. Francamente, no sabía yo nada de su historia antes llegar, por lo tanto esto se añadió en muchas formas diversas, a veces grandes sorpresas y en otros casos decepciones. Digamos por ejemplo, no ir preparado para ir a conocer ciudades aledañas en Detroit, puede resultar una Aventura, pero tal vez no sale uno con vida para poderlo contar. Córdoba es un nombre que siempre está presente en Latinoamérica en nombres de calles o ciudades que llevan el mismo nombre después de la colonización. En la Argentina, Córdoba es la segunda ciudad más grande después de Buenos Aires.

Al conducir rumbo al centro por la autopista A-5, tiene uno la impresión de haber dado una vuelta equivocada en la carretera y fue uno a dar al Medio Oriente o al África del Norte. El paisaje contribuye definitivamente  al hecho de sentirse como si perdió uno la brújula. La ciudad parece luchar contra una crisis de identidad muy semejante a la de un chico de una tercer cultura, pasando de ser parte del Imperio Romano, y terminando con una invasión Mora convirtiéndose en el Califa de Córdoba y eventualmente cayendo bajo una nueva administración cuando los españoles reconquistaron la Península Ibérica.

El edificio que predomina en el horizonte es la catedral gargantúa de Córdoba, la cual ha conservado su estilo arquitectónico Moro/Árabe. Es increíblemente sorprendente. El Rey de España se quedó sorprendido del perfeccionismo que reflejaba en cuanto a sus ocupantes anteriores al erigir y decorar el edificio. Más tarde decretó que la iglesia católica y los españoles que la ocupaban se fueran dejando todo tal y como estaba cuando la encontraron – un poco tarde, en cuanto algunas de las figuras y retratos de algunos Santos que habían sido incrustados  en la pared. Los jardines y las fuentes hacían realmente volar la imaginación a tiempos aquellos.



Esta ciudad proporciona aún al visitante novicio y al historiador entusiasta, un chance para descubrir tres mundos. Las ruinas itálicas y los puentes aparecen como testimonio de que los romanos alguna se establecieron para fundar esta ciudad. Construcciones antiguas, la distribución de los edificios y los arcos nos recuerdan la gloria del Imperio Moro y sus adelantos arquitectónicos. Los españoles han conservado mucho de la arquitectura, añadiendo toques especiales propios, inclusive una estatua flotante en el Guadalquivir, para añadir suficiente confusión al tratar de hacer que España se integre al estereotipo nacional.  ¡Disfruten su visita!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada