Un(a) niño(a) de tercera cultura (TCK / 3CK) o niño(a) trans-cultural es "una persona que, como menor de edad, pasó un período extenso viviendo entre una o mas culturas distintas a las suyas, así incorporando elementos de aquellas a su propia cultura de nacimiento, formando una tercera cultura."

CLICK HERE TO READ BLOG ENTRIES IN ENGLISH <<<>>> CLIQUEZ ICI POUR LIRE LE BLOGUE EN FRANÇAIS

domingo, 2 de junio de 2013

Copa Mundial Sub-20 Canadá 2007


Como muchos canadienses, siempre considero el verano un sinónimo perfecto del fútbol. Los parques se llenan de jugadores con su camiseta favorita buscando aprovechar del calor y el aire libre, imitando un país tropical. Claro, nos lo tenemos bien merecido. También se vive en el país, una de las pocas ligas competitivas, que participa en el verano, debido a nuestros inviernos.



El verano antes de ir a Barcelona fue monumental. La FIFA organizó un torneo sub-20 en mi honor – tengo buenos contactos – reuniendo el mejor talento del fútbol juvenil en el Canadá. Quizás esto es realmente el deporte en su mejor momento. Por lo general, la mayoría de los chicos dan todo lo que pueden en la cancha esperando impresionar algún cazatalentos europeo y ganarse un contrato en las grandes ligas. Más tarde, verán muchos de ellos participando en la Champions League y otros torneos internacionales y pensarán: “¡Recuerdo ese jugador de cuando era un pibazo!

Ottawa fue la cede de partidos del Grupo E, el cual afortunadamente para mí incluía mi adorada Argentina, luciendo talentos como Sergio “El Kun” Agüero del Manchester City, Sergio Romero, el arquero del Sampdoria, Ever Banega, una muralla en el centro del campo jugando en el Valencia y Ángel Di Maria, un ala goleadora explosiva del Real Madrid. Ahora, unos 6 años después, estos son figuras importantes en la selección nacional Argentina.

La mayoría de las ciudades canadienses se veían poco preparadas para un evento de ese calibre y subestimaron la cantidad de espectadores por partido. Recuerdo presentarme al estadio de Lansdowne Park con mi amigo Glen para ver a la Albiceleste y los residentes en el barrio Glebe estaban frustrados por estas invasiones de hinchas. Otro dato interesante fue la cantidad de Argentinos que llegaron de Montreal, Toronto y hasta partes del Oeste para ver jugar a sus chicos. Parecía que la Argentina gozaba de jugar en cancha propia.



El torneo fue dominado por un impresionante talento suramericano, con la Argentina presentado buenas variantes con su futbol lindo hasta ganarlo todo y Chile asombrando con su gran talento. Los chilenos se fueron a casa con un sabor agrio luego de un terrible incidente en el que la policía de Toronto los sojuzgó y arrestó al intentar de acercarse a sus hinchas expatriados para agradecerles por todo su aguante y cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada